Prevención del Blanqueo de Capitales

Como sujeto obligado de la Ley de Prevención del Blanqueo de Capitales y de la financiación del terrorismo (art. 2 Ley 10/2010, de 28 de abril) este Despacho siempre que realice las siguientes tareas:

  • Asesoramiento fiscal.
  • Cuando participen en:
    • La concepción, realización o asesoramiento de operaciones por cuenta de clientes relativas a la compra de bienes inmuebles o entidades comerciales.
    • La gestión de fondos, valores u otros activos.
    • La apertura o gestión de cuentas corrientes, cuentas de ahorros o cuentas de valores
    • La organización de las aportaciones necesarias para la creación, el funcionamiento o la gestión de empresas, la creación, el funcionamiento o la gestión de fideicomisos («trusts»), sociedades o estructuras análogas
    • Cuando actúen por cuenta de clientes en cualquier operación financiera o inmobiliaria
  • Cuando presten los siguientes servicios a terceros:
    • Constituir sociedades u otras personas jurídicas;
    • Ejercer funciones de dirección o secretaría de una sociedad, socio de una asociación o funciones similares en relación con otras personas jurídicas o disponer que otra persona ejerza dichas funciones.
    • Facilitar un domicilio social o una dirección comercial, postal, administrativa y otros servicios afines a una sociedad, una asociación o cualquier otro instrumento o persona jurídicos.
    • Ejercer funciones de fideicomisario en un fideicomiso (“trust”) expreso o instrumento jurídico similar o disponer que otra persona ejerza dichas funciones.
    • Ejercer funciones de socio o accionista por cuenta de otra persona, exceptuando las sociedades que coticen en un mercado regulado y estén sujetas a requisitos de información conformes con el derecho comunitario o a normas internacionales equivalentes o disponer que otra persona ejerza dichas funciones.

Excepto, con respecto a la información que reciban de uno de sus clientes u obtengan sobre él al determinar su posición jurídica, esto es, asesorarles o desempeñar su misión de defensa incluido el asesoramiento sobre la incoación o la forma de evitar un proceso, independientemente de si han recibido u obtenido dicha información antes, durante o después de tales procesos.

Está obligado a adoptar, entre otras, las siguientes medidas con todos los posibles clientes:

A.- Identificar a los clientes.

Se recabará del cliente su documento de identidad y se conservará copia en el expediente.

Se recogerá la manifestación sobre la titularidad real de la operación (personas físicas con posesión o control, directo o indirecto, de más de un 25% del capital o de los derechos de voto de un cliente persona jurídica o que por otros medios ejerzan el control de su gestión). En caso de no existir tales personas, se considerarán titulares reales a sus administradores.

Se hará constar si el cliente o sus familiares y allegados desempeñan responsabilidades públicas en la actualidad o durante los dos años precedentes.

Se recabará del cliente con el objeto de verificar la información suministrada la documentación complementaria que, para cada caso, se indica:

Clientes personas jurídicas:

  • Documentación fehaciente acreditativa de su denominación, forma jurídica, domicilio y objeto social (escrituras, consulta al Registro Mercantil y otros similares).
  • Poderes y la identidad de las personas que actúen en su nombre.

Clientes personas físicas;

  • Documento Nacional de Identidad, tarjeta de residencia, tarjeta de identidad de extranjero, pasaporte o documento de identificación válido en el país de procedencia que incorpore fotografía de su titular,
  • Poderes e identidad de las personas que actúen en su nombre.

B.- Informarse del propósito de la actividad

En especial cualquier operación que pueda resultar sospechosa de estar vinculada con el blanqueo de capitales (operaciones complejas, inusuales, que no tengan un propósito económico o lícito aparente), reseñándolo por escrito. Habrán de conservarse los siguientes documentos:

C.- Conservación de la documentación

  • Asimismo, con carácter previo, se debe reclamar y obtener información de los clientes sobre el propósito previsto de la relación de negocios. En particular, se recabará información a fin de conocer la naturaleza de su actividad profesional o empresarial, y adoptar medidas dirigidas a comprobar razonablemente la veracidad de dicha información.
  • Copia de toda la documentación relativa a la identificación de clientes, incluida el formulario de identificación de clientes, deberá ser debidamente archivada y custodiada en un expediente especial.
  • Copia de los documentos exigibles en aplicación de las medidas de diligencia debida, durante un período mínimo de diez años desde la ejecución de la operación o terminación de la relación con el cliente.
  • Original o copia de los documentos o registros que acrediten adecuadamente las operaciones y los intervinientes durante un período mínimo de diez años desde la ejecución de la operación. Asimismo, deberá mantenerse registro de todas las operaciones y relaciones de negocio durante el mismo período mínimo contado desde su ejecución o terminación de tal manera que puedan surtir efecto probatorio si fuera necesario.

D.- Comunicación al SEPBLA de las operaciones sospechosas

Los hechos u operaciones sobre los que existan indicios o certeza de que están relacionadas con el blanqueo de capitales deberán ser comunicados al SEPBLA, facilitando la información que dicho organismo requiera.

Queda exceptuada de esta obligación, la información que el abogado reciba del cliente para determinar su posición jurídica (cuando el cliente solo requiere asesoramiento para determinar los derechos, obligaciones o consecuencias que pueden derivar de un hecho específico) o para desempeñar su defensa o representación en un procedimiento judicial.

Tampoco les alcanzan las obligaciones de informar y colaborar si aprecia indicios o certezas de blanqueo en el curso de una mediación u actuando como árbitro.

E.- Abstenerse de actuar, participar o ejecutar cuando hay indicios o certeza de operaciones vinculadas con el blanqueo de capitales

No se admitirán como clientes:

  • Aquellos que por las circunstancias que en ellos concurran no parezca que realicen actividades profesionales o empresariales o dispongan de medios compatibles con la operación que se propongan realizar, aquellos que no faciliten los datos que de ellos se soliciten a efectos de comprobar su identidad, la identidad del titular real, en su caso o los oculten o falseen, aquellos respecto de los cuales se compruebe que los datos por ellos suministrados no corresponden a la realidad y aquellos que, por provenir de jurisdicciones remotas imposibiliten el cumplimiento de las obligaciones que impone la Ley.
  • Aquellas personas jurídicas cuya estructura de propiedad o de control no haya podido determinarse
  • Las sociedades cuyo capital no sea suficiente para la realización de las actividades que proyecta, salvo que sus fuentes de financiación sean conocidas
  • La transmisión de acciones o participaciones de sociedades preconstituidas.

F.- No revelación de la colaboración con el SEPBLA

Los profesionales del Despacho están enterados de la prohibición absoluta de revelar al cliente ni a terceros que se ha comunicado información al SEPBLAC o que se está examinando o puede examinarse alguna operación.

Share This